Archivos de la categoría Social Media

La gastrosemana en Twitter 8-14 junio

Lunes 8:  #PNG2014: Tarde-noche de Premios Nacionales de Gastronomía 2014, que se entregan en 2015.”¡Parece un hashtag caducado!” dice alguien  entre risas.  Pero nadie, bueno, casi nadie, se adelanta en el tiempo y usa #PNG2015.

David Robledo, sumiller de Santceloni,  inaugura cuenta de Twitter el día que recoge el Premio Nacional de Gastronomía. Y José Polo, con chaqueta y sneakers,  que en un entorno de ministro y marqueses queda más fino que decir que iba en deportivas -”me paso muchas horas de pie como para ir con zapatos”- , y Toño Pérez demostraron que no estar en Twitter no es impedimento para que se hable de ellos ni de su ‘criatura‘ ni un poquino.

PORRÓN CANALLA Carta y porrón

Mis compinches y yo acabamos la noche en el recién abierto Porrón Canalla, un espacio muy instagrameable donde comer bocadillos hechos con cariño, amor y buena materia prima; como los de las algunas madres cuando íbamos de excursión.  No fuimos las únicas que esa noche hicimos el trayecto Eurobuilding-Ballesta con la pegatina de los PNG2014 en la solapa. Allí nos encontramos al equipo en pleno de Gastroactitud [- Medina + Bellver] celebrando el premio a la mejor publicación periódica online.

Durante  toda la semana el gastromoderneo ha dejado constancia de su paso por la bocadillería de Juanjo-de-la-Tasquita, coletilla que pronuncian como si hablaran de un íntimo de tiempos del insti; un lugar donde se sirve el tinto de verano en porrón, lo que revive recuerdos de la infancia y propicia que entre tragos salgan a relucir abuelos, tíos, padres, fiesta de pueblo, botas y porrones. Un back to the origins entre las paredes de un antiguo prostíbulo. Todo muy freudiano. Una grabadora en cada mesa -y unas  toallitas para quitar el vino de la ropa de los más torpes- y de ahí sale un corto.

PORRON CANALLA 2

Martes 9: Ricard Camarena anuncia la apertura de nuevo local en Valencia y me topo con una conversación entre Camarena y la presidenta de la academia de la gastronomía valenciana, Cuchita Lluch que de espontánea dan ganas de copiarla para una estrategia publicitaria.

El local aún no ha abierto pero ya tiene cuenta de Twitter, y Camarena lo ha incluido en su biografía. El cocinero valenciano siempre ha sabido sacarle partido a las redes sociales como herramienta de comunicación, aunque en mi humilde opinión el video del levantamiento de la lona daría más juego en Instagram en Hyperlapse que en Youtube.  

Miércoles. Otro anuncio en Twitter -vía Instagram- de nuevo local, en este caso en Madrid. Paco Quirós, que va a acabar convirtiendo el Barrio de Salamanca en el Sardinero III, confirmaba lo que se venía rumoreando desde hacía semanas, que abre local en Jorge Juan “donde estaba lo de los vinos”, con una foto de una instalación.  El restaurante se llama la Bien Aparecida,  como la patrona de Cantabria y hasta donde sé, se va a poder comer algo más que rabas. 

A toda marcha!… La Bien Aparecida Una foto publicada por Paco Quiros (@reste_canadio) el

Preparando la clase del jueves para  el curso de Periodismo Gastronómico y Nutricional UCM me encuentro de casualidad con algo que responde a la pregunta que, medio en serio medio en broma, hice la semana anterior en Twitter -¿Hay link a la alfombra roja AKA modelitos de los ?: un post sobre los modelitos de cocineros y acompañantes en la ceremonia de The World’s 50 Best Restaurants 2015. No comments.

Jueves. Imparto la clase en el curso de Periodismo Gastronómico de la Universidad Complutense. A las alumnas parece que les gusta lo que cuento; a mí me gustan sus aportaciones y puntos de vista ante el sector de la comunicación gastronómica.

Se queda una cuestión en el aire: en ciertas empresas es sencillo crear e implantar las directrices, en los llamados libros blancos, que ‘regulan’ lo que los empleados pueden mostrar o no en sus redes sociales sobre el entorno laboral. Pero ¿y en las cuentas de los empleados de un restaurante? Un debate que da para reflexionar un rato -corto o largo, a placer.

También en el Huffington Post 

Destination: Bullipedia. (Adrià llegó a Twitter)

Yo no quería decir nada, que vengo del Puerto (de Santa María) de comer tortillitas de camarones mirando al mar, y cazón en mi barra favorita, y  arroz con biomasa, y pan de plancton y huevos de choco en Aponiente.  Pero me han sacado a ver procesiones y tengo el dedo flojo.

Ferran Adrià llego a Twitter. Y alguien le empezó a seguir, y luego tres alguien más de tu timeline y en un ratín… los 1000 seguidores.

ADRIA PROFETA

Porque sí. Porque es Adrià y porque seguir a los cocineros en cuanto aparecen en Twitter da tanto caché -o más, o distinto, pero da caché-como cuando te hacen fav o RT cuando les mencionas por haber comido en su casa.

FERRAN ADRIA OFICIAL

Y oye, que por mí, mientras no se les llame crack o se hable de rock&roll en su cocina todo bien. Pero yo paso, por el momento, de engrosar la lista de seguidores.

Por supuesto que me he asomado a la cuenta de Adrià y he visto 3 cosas:

1. Verificada. Que en cosa de 3 días se la han verificado -Twitter España cada vez más rápido. Y no se crean que no es moco de pavo, que hasta donde llega mi memoria y observación, solo Arguiñano tiene la insignia azul (ni mi admirado y mediático Gastón Acurio, que podría cumplir todos los requisitos) y son varios los que desearían tenerla.

2.  Oficial. Aún así, sigue poniendo en la descripción que es ‘oficial’, cuestión que siempre me provoca una sonrisa ante la ingenuidad del que lo escribe.

Porque no hay más oficialidad que la verificación. Y porque cualquiera podría abrirse una cuenta con el username  @ferran_adria -vaya, se me adelantaron-,  tuitear sobre la actividad pública de Adrià y poner en la biografía la palabra ‘oficial’ y mucha gente pensaría que detrás está el cocinero. O directamente, sin pararse a pensarlo le daría a seguir.

ferran adriá 3 ferran adria 2

 

FERRAN ADRIA 1

Por supuesto que alguien podría abrir un proceso de denuncia de suplantación de identidad, pero ya nos la habrían dado con queso un rato largo antes de que esa cuenta desapareciera, o simplemente se eliminara el ‘oficial’ por una explicación tipo ‘admiradores del cocinero’.

3. ‘Yo he venido a Twitter a hablar de la Bullipedia podría ser la biografía más acertada. Pero en castellano, inglés y catalán. Como sus tweets: el mismo  triplicado.

 En las páginas de Facebook existe una opción que permite segmentar los post por idioma y ubicación geográfica de los seguidores, pero en Twitter -¿aún?- no. Y por eso, por ejemplo, el FC Barcelona tiene cuenta en inglés, español y catalán

Y yo me pregunto si de verdad a nadie le molesta eso en su TL. O lo mismo es que no lo leen. Como a mí cuando pongo placton -que es como lo yo pronuncio porque la ‘n’ se me hace gangosa- y mis fotos reciben muchos likes pero nadie me corrige.

La cuenta de Adrià empezó con 0 following, esto es, sin seguir a nadie. Y tres días después sigue a 7, de los que 5 son él mismo en alguna de sus manifestaciones.  Pero continúa sin ‘conversar’.

En resumen, mucho marketing y poco Adrià.

Me voy a hacer torrijas.

Redes sociales para el sector restauración

En el mundo de la hostelería/restauración hay ganas de saber, de aprender y de escuchar. Y en el mundo de la publicidad causa curiosidad cómo gestionan la comunicación online los cocineros.

Hace un mes asistí con los alumnos del master a una charla en el Salón mi empresa que, según el programa, iba sobre el uso sectorial de las redes sociales.  Pero la ponente pasaba a demasiada velocidad una presentación de la que solo recuerdo que de repente vi el perfil de Twitter de Tapas 2.0 bajo el epígrafe ‘sector restauración’.

Y en medio de mi ataque de risa ante la sorpresa de ver en pantalla  el logotipo de la gastrotasca de Jorge y Soraya  -sin ser mencionados ni ellos ni el nombre del local- puse un tweet:

Desde las cuentas de Taberna Marcano y Cocinar para 2 -gracias Patricia y Belén- reaccionaron enseguida ‘pidiendo’ que se hiciera realidad ese ofrecimiento de hablar de redes sociales en el sector de la restauración.

Y los chicos de  Kitchen Consult -gracias Raúl y Esther- recogieron el guante y con 1 tweets y 3 DMs acabamos organizando unas ponencias en ese Disneyland de las cocinas que tienen en Alcobendas.

Y el 25 de marzo me encontré ante unas 15  personas -propietarios y gerentes de restaurantes y caterings, jefes de sala, asesores gastronómicos…- con ganas de aprender un poco más sobre cómo sacarle partido a las redes sociales.

YO EN KITCHEN CONSULT

Foto de Paco Cruz @the_foodmanager

Durante dos horas y media debatimos sobre el aprovechamiento que se le puede sacar a Twitter y a Instragram en la hostelería; sobre la importancia de escuchar lo que los clientes dicen de nosotros a través de las rrss… Y como la mayoría no partía de cero, me contaron su experiencia con las redes.

También hubo quien llegó convencido de que si abría Twitter se exponía a recibir más críticas, pero el resto de asistentes le desmontó la idea con firmes argumentos. Y casi todos acabaron convencidos del potencial de Instagram para contar lo que pasa en la cocina, en la sala, antes de que lleguen los clientes… en definitiva para aprovechar ese efecto ‘lo que el ojo no ve’. Y de que es imprescindible tener una web autogestionable -a la que ellos puedan acceder para actualizar los datos la carta, fotos, publicar noticias…- y resposive para que se pueda consultar en el ordenador, en el móvil o en la tablet sin problema.

Hubiéramos podido seguir charlando un rato largo más, y lo mismo en breve repetimos.

Publicitarios del siglo XXI: social media y nuevos formatos

Charla en publicitarios SXXI

Justo una semana después contaba ante un grupo de publicistas el uso que hacen de las redes sociales chefs como Jordi Roca, Rodrigo de la Calle, Quique Dacosta, David Muñoz y Gastón Acurio.

DE LA CALLE. De Rodrigo -que a veces pienso que cocina con el teléfono en una tercera mano ;)-  me gusta señalar el tweet que publicó el 22 de julio del año pasado para contar que se iba al hotel Villamagna añadiendo el link a la entrevista en Gastroactitud donde daba todos los detalles.

EL ROCA INSTAGRAMERO.  Aunque en Instagram  tiene la mitad de seguidores que en Twitter, Jordi Roca le sabe sacar partido a la red de las fotos y los filtros. Por ella nos enteramos de la apertura de los dos establecimientos  Rocambolesc, la heladería que abrió primero en Girona y luego en Platja dÁro antes de leerlo en la presa, y de las nuevas propuestas de Can Roca.

 1 MILLÓN DE FANS. A Gastón Acurio se le resiste engancharse a Instagram y sin embargo le saca todo el jugo a Facebook y a Twitter. La primera, donde tiene una fanpage con ¡1 millón de fans!, la utiliza últimamente como un blog. Y respecto a la segunda ¡fue el inventor de los recetuits, ‘recetas’ en 140 caracteres a los que últimamente añade incluso fotos!Recetuit

DE TÚ A TÚ. Quique Dacosta entiende tan bien el medio -la comunicación online- que el año pasado convocó un concurso a través de las redes sociales para que sus seguidores adivinaran el nombre de su último menú -Made in the moon. El premio, cenar en su restaurante de Denia. 

En las última semanas ha publicado un interesante post del que se ha hecho eco en Twitter, donde aclara que por ser un 3 estrellas no implica que esté siempre lleno, que se caen muchas mesas a pocas horas del día fijado y al estar en Denia no le funciona tan bien como a otros compañeros eso de avisar en Twitter que tiene mesa disponible y que se le llene al instante.

MUCHO QUE CONTAR. Este año pasó septiembre y pasó octubre, incluso llegó Navidad y David Muñoz seguía tuiteando. Está claro que este es un año con mucho que comunicar -la 3a estrella Michelín, la apertura de StreetXo London y un cambio que anunciará la próxima semana, pero también que Twitter engancha.

Por sus tweets nos enteramos de la entrevista que le hizo Gabilondo, de sus carreras nocturnas por un madrid desierto, o que está harto de que le dejen tirado sin cancelar mesas.

En resumen, hay ganas de contar y ganas de saber. Y las redes sociales son un buen medio para ambas cosas.

Cocineros tuiteros I: David Muñoz y los no show

Cocineros tuiteros I: David Muñoz y los no-show

Mesa de 6 confirmada y reconfirmada que no se presenta[...]”

Este otoño gracias a que David Múñoz decidió seguir tuiteando después de sus vacaciones de verano -y crucemos los dedos para que continúe- nos enteramos de que, sorprendentemente, hay quien reserva en Diverxo y luego no aparece.

¿Mala baba? ¿Olvido -difícil de creer dado que las reservas se confirman días antes…?

Ante el tweet, otros hosteleros como Germán Carrizo, de Vuelve Carolina, o los chicos de El Alquimista apuntaban que, por desgracia, los no show son un mal común en la hostelería. Y decenas de tuiteros apremiaban a Muñoz a implantar un sistema de reservas en el que se pida la tarjeta de crédito y se penalice si se cancela cerca de la fecha.

Daviz, que no tiene pelos en la lengua ni delante de un micrófono ni ante un teclado, completaba el tweet diciendo “Que asco…. Su teléfono directo a la página de contactos”.                                                                                                                  De poco sirvió.

Apenas un mes después, la semana pasada, el cocinero se lamentaba de la no aparición de otras 2 personas mientras que había 38 en lista de espera. Y además el cocinero italiano Massimo Bottura y un tal Güell, ambos de visita en Madrid, habían mostrado su interés por ir esa noche a cenar a Diverxo si quedara alguna mesa libre.

Los críticos gastronómicos José Carlos Capel Julia Pérez Lozano acompañaron esa noche a Bottura y a su equipo a StreetXO y -como no podía ser de otra manera- fue todo un acierto.

Esta mañana en Film&Cook le pregunté a David por las reacciones que habían despertado sus comentarios sobre los no-show; y aunque él pensaba inicialmente que quería que hablara sobre las quejas por el nuevo sistema que implantará en breve, en seguida entendió que no.

Pero lo que más me gustó fue como al momento sabía que le hablaba de Twitter -tanto en esa como en mi siguiente pregunta- sin haber mencionado yo la red social o como pone en mis presentaciones, ‘la red de microblogging’.

*** Comer para contarlo; cocinar para tuitearlo. Un repaso a la gastroactualidad en Twitter.***

Mi amigo comió allí e hizo checkin: redes de opinión y geolocalización

Primera quincena de agosto: el (presunto) ‘asalto’ a dos supermercados en Andalucía y la indignación de unos chefs italianos porque les han ofrecido ‘críticas positivas’ en Tripadvisor como incentivo son tendencia en mi Timeline.

El estío hace que los temas se alarguen durante días y los RTs a artículos fechados el 5 agosto siguen apareciendo el 10.

SÁNCHEZ GORDILLO. Si el Robin Hood andaluz fuera atlético como Errol Flynn y/o tuviera la apolínea belleza de rostro de César Cabo, las señoras de Sotogrande, Puerto Banús y hasta las de Puerto Ballena irían ellas mismas al Mercadona para entregar al héroe social alimentos para los necesitados. Pero el alcalde de Marinaleda carece de atributos estéticos adecuados para enamorar en secreto a quienes repudian en abierto sus actos y se ha convertido en un mosquito molesto que no ha logrado remover conciencias en masa.

LOS CHEFS. En cuanto a los chefs: Viajes, jamones, el entoldado de la terraza , pdas como cartas electrónicas…el pronto pago y la compra por cantidades siempre ha tenido incentivos materiales pero ¡¿comentarios positivos?! ¡Esos solo los hacen los clientes que han pasado por el restaurante!

¿SOLO? Sin rozar ni de lejos la prostitución a la que han llegado las redes sociales y el posicionamiento on line -compra de seguidores, granjas de enlaces…- hay que ser realistas y pensar que los portales de recomendaciones, antes de triunfar y llenarse de comentarios de usuarios han tenido que ser alimentados por los creadores, los amigos de estos, y posiblemente, con las notas de prensa de las agencias del gremio, y las invitaciones a inauguraciones de locales. Y a partir de ahí, empezar a despertar interés y lograr la fidelización.

¿Cómo saber si alguien ha estado realmente en el lugar que comenta? Con las redes de geolocalización (móviles) como Foursquare resulta sencillo: la presencia se verifica con el checkin.

El portal español de recomendaciones 11870 presenta también esta opción desde dispositivos móviles, pero por la naturaleza original del proyecto, y la extensión de los comentarios que habitualmente realizan los usuarios, parece que predomina el uso de la versión web.

Quienes sigan a los hermanos Encinar, fundadores de 11870, saben que suelen subir fotos de la carta y de la cuenta cuando reseñan un restaurante. De esta manera se acredita no solo la presencia en el lugar, sino que se habla de platos que realmente se han pedido.

Autoregulación e incentivos por fidelización.
Moderar este tipo de portales cuando adquieren cierto volumen no es tarea fácil, y se suele echar mano de la propia comunidad.

Así, por ejemplo, 11870 presenta las opciones de indicar si el comentario es ofensivo, si los locales ya no están en activo o en esa ubicación… Una vez recibido el aviso, los gestores de contenidos del portal lo revisan y actúan en consecuencia. Aunque también etiquetan -sin ‘denuncia’ previa alguna- como ‘sospechosos’ comentarios demasiados positivos por parte de usuarios recién registrados, lo que en ocasiones da lugar a quejas.


Foursquare y la fidelización por el juego.
“¿Entonces, los badges de Foursquare son como las insignias de los boy scout?”, me preguntaba un alumnos con cierta sorna hace unos días al hablar de esta red de geolocalización.

En Foursquare se obtienen badges por hacer checkin en diversos sitios de un mismo tipo, a partir de cierta hora…. Y se gana la alcaldía (mayorship) de un sitio (venue), que puede perderse en cuanto otro usuario te supere en número de chekins.
Lo que en principio puede parecer una tontería forma parte del éxito de esta red de geolocalización
(no solo nutrida de restaurantes y hoteles) frente a otras parecidas.

Sin llegar a ese ‘extremo’, en Tripadvisor el color de las estrellas que figuran al lado del nombre de cada usuario varía según el número de opiniones publicadas. El verde claro inicial se vuelve más intenso cuando se supera la decena, adquiere un halo dorado con los 20 y un intenso amarillo con los 50.

Está claro que cuantas más aportaciones haya hecho alguien, más fiable parecerá su perfil en este tipo de portales y redes. Pero hay que tener en cuenta que no es difícil poner a un becario a copiar y modificar comentarios de otros sitios, y que alguien llamado ‘Popu87′ pueda tener decenas de opiniones y valoraciones excelentes, malas y regulares sin levantar sospecha alguna entre los moderadores.

Si lo dice tu amigo, será bueno.
El hecho de que algunos de estos portales funcionen como redes sociales en sí mismos (Foursquare), puedan vincularse con Facebook (Tripadvisor) o las dos cosas (11870), ayudan a potenciar la creación de comunidad y a que las opiniones y los lugares con comentarios de los amigos en la red social aparezcan posicionados en primer lugar al hacer las búsquedas. Pero ¿porque lo diga mi ‘amigo’ es realmente recomendable?…

¿Y para qué sirven estas redes de comentarios sobre locales y servicios?
A los usuarios, para conocer las opiniones sobre los establecimientos vertidas por ‘amigos’, por gente a la que se siguen en las redes o portales y que se han convertido en prescriptores.
Y para convertirse ellos mismos en ‘críticos’, en generadores de opiniones.

¿Y a los restaurantes?continuará

Gracias, palabra clave on y offline

Ya lo dijo Beatriz Navarro directora de marketing de Starbucks en Internet es tuyo:
“Al igual que hay que saber reconocer los fallos cuando se cometen, hay que saber decir siempre ¡gracias!”.

Navarro centraba su discurso en la estrategia en redes sociales, pero sus palabras pueden extrapolarse a los ‘fans’ de nuestra marca en todos los ámbitos: desde el online al pie de calle.

ImageCuando en la fanpage de facebook de Starbucks España llegaron a los 50.000 fans grabaron un video con “un iphone, super casero”, en el que desde los ‘baristas’ al director general de la empresa en España aparecían dando las gracias.
“Se lo pedimos también a la gente de Seattle, que tienen como 30 millones de fans, y que debieron de alucinar: si por 50.000 fans se ponen así, que harán cuando lleguen a los 5 millones”, apuntaba sonriente la directora de marketing de Starbucks.

(Aquí, el video de la ponencia de Beatriz Navarro en Internet es tuyo).

UNA SONRISA Y UN GRACIAS, LA MEJOR ESTRATEGIA. En el pequeño comercio todos sabemos que una sonrisa amable a la llegada y a la salida, junto a una buena atención son la mejor estrategia para fidelizar al cliente. Pese a ello, hay tiendas y establecimiento hosteleros donde no se pone en marcha esta política.

Pero sobre todo las marcas tienen que tener claro que son lo que son gracias a sus clientes, y saber aprovechar las redes sociales no solo para escuchar al consumidor final y dialogar con él, sino para agradecerle su confianza y fidelidad.

Image

MULTIÓPTICAS: GRACIAS ON LINE Y A PIE DE CALLE. Cuando en Multiópticas llegaron a la cifra de un millón de gafas Mo vendidas decidieron que era el momento de dar las Gracias por todo lo alto.
La cadena de ópticas mantiene una estrategia de cercanía con el cliente, tanto en sus establecimientos, como a través de las redes sociales y de su campaña de publicidad.
Por eso idearon una acción de agradecimiento ‘mixta’ tanto a pie de calle como en el entorno on line, todo ello, bajo el paraguas de un concierto de aplausos.
Para el on line diseñaron un microsite en el que el usuario puede autodedicarse un original concierto de aplausos, y  mandárselo por email a quien lo desee.
Y para rematar la acción, ‘tomaron’ la plaza de Callao en Madrid; allí, un coro de unas 40 personas interpretó varios conciertos de aplausos -con 3 piezas compuestas por la directora de la formación para la ocasión- en agradecimiento al millón de clientes que viste cada día sus gafas Mó.

Originales maneras de agradecer la confianza en una marca y en sus productos: cuestan poco, tienen gran repercusión, y llegan al cliente final. Y por supuesto, al potencial: quien no tenga ‘marca de confianza’, esté desengañado de una, o ‘descubra’ con este tipo de acciones que la suya nunca le ha dado las gracias, posiblemente deposite su confianza en quien se preocupa por agradecer su éxito y crecimiento a quienes realmente contribuyen a hacerla grande: los clientes.

Pequeño comercio, escaparatismo real y acciones 2.0

Mi óptico compró una partida de monturas de colores en liquidación y las puso a la venta a 30 euros. A los pocos días entró al local un ‘moderno’ que alternaba. vivía o curraba por el barrio -Chamberí es muy de las tres cosas- y compró un par, sin graduar, of course.
Poco después ambos coincidieron en el bar de al lado tomando una caña, y a mi óptico se le encendió la bombilla: “chicos, enseñadme a manejar la página esa que habéis creado en Facebook“. Y una vez a los mandos, escribió su primer post:
“Gafas de pasta sin graduar + caña con torreznos, 30 euros”.

Ahora se arrepiente de no haber comprado más y promete que repetirá la promo en cuanto se haga con otra partida.

Todos sabemos que no hay cosa que más le guste a un moderno/indie que salpicar sus lupas con espuma de cerveza y acompañar ésta con algo contundente.
Mi óptico, además, lo aprechó para vender gafas.

DE ESCAPARATISMO REAL Y ACCIONES 2.0
Hace un año asistí en Salamanca a una charla sobre el futuro del comercio tradicional y el sector textil. Uno de los ponentes era Enrique Loewe quien comentó la sorpresa -elegante sinónimo de ‘espanto’- que le había producido pasear por las calles comerciales de la ciudad y ver el horror vacui en los escaparates (de las pocas tiendas que no están en manos de Inditex o del grupo Cortefiel, añado yo).

Muchos de los allí presentes nos sorprendimos por el comentario, ante los años de costumbre, pero nos dimos cuenta de lo ‘cargado’ de razón que estaba Loewe.

Recordé que en los 80s, cuando mi madre pedía en una zapatería “un zapato negro de tacón en el 7″ los dependientes subían del almacén con la parte superior del cuerpo oculta tras 10-12 cajas. Ahora la respuesta suele ser “mira el escaparate y dime cuál te saco”.

Es decir, toda la mercancía está expuesta, como en los grandes almacenes. Con la diferencia de que el trato en estos suele ser más cordial y además si no te convence, lo puedes devolver.

Parece claro que la continuidad del comercio tradicional local pasa por adaptarse a los nuevos tiempos. Y hay quien empieza a intentarlo.

En septiembre del pasado año la cámara de comercio de Salamanca organizó unos cursos de marketing e internet 2.0. Entre los ponentes, miembros de ‘charrosfera‘, grupo de profesionales del mundo de la comunicación, publicidad y marketing on line, convencidos de que hay futuro para el social media en la ciudad castellana.
De momento una de las industrias cárnicas locales más antiguas ha abierto cuenta en twitter ¡y ‘tuitea’!

EL ÉXITO DEL CRAFT EN LAS REDES.
Lo confieso hasta hace unos meses no sabía qué era un amigurumi.
Pero en mi timeline y en el entorno de mi ‘vida real’ se empezó a hablar de los muñecos de punto japoneses, de lo ‘maja’ que era Merche de Black Oveja… Un año antes, de lo encantadoras que eran las chicas de La Antigua y los colgantes tan ‘chulos’ que hacía Lady Desidia
Y acabé sabiendo decir ‘amigurumi’ del tirón y explicando ‘lo que es’; sigo a Black Oveja en twitter y cuando paso por delante de su vidriera miro con admiración a las chicas que ‘hacen cosas con sus manos’, y grabé una pieza de video on line en La Antigua de Pez.

Esto es, el moviento craft-nuevos diseñadores ha sabido encontrar su hueco en las redes sociales y las iniciativas -locales, cursos…- surgidas en torno a ellos acaban siendo ‘trending topic de largo recorrido’ entre las aficionadas.

TÚ PUEDES SER EL CM DE TU NEGOCIO
Parece claro que la presencia de los pequeños comercios/negocios en redes sociales supone un nuevo y efectivo ‘boca a oreja’ que ayuda a la captación de nuevos clientes a corto y medio plazo.
Solo hay que conocer las herramientas.
En muchas cámaras de comercio y asociaciones de comerciantes y pymes han empezadoa a impartirse cursos como el mencionado párrafos más arriba.
Para ir abriendo boca, aquí van algunas pistas:

- Crea una fanpage en Facebook con el nombre del negocio
: si no es un nombre muy común, aparecerá en los primeros resultados de búsqueda de Google.
En ‘información’, cuenta dónde está, el teléfono, el horario (actualízalo si cambia) y a qué os dedicáis. En el muro, cuelga información y fotos sobre los nuevos productos, lo más vendidos, aviso de inicio de rebajas; crea promociones para seguidores de la fanpage… Contesta e interactúa. Para empezar a conseguir seguidores, invita a tus amigos a seguir la fanpage; coméntaselo a los clientes; pon el logo de Facebook en la pared y en las bolsas….

- Si te atreves, lánzate a crear un perfil en twitter. No es tan ‘visual’ como Facebook pero tiene su público, y no es tan difícil como lo pintan ;)

- Date de alta en portales tipo 11870 como empresa y utiliza bien las etiquetas (no tengas miedo a repetir: si tienes una tienda de ropa de señora, pon ‘moda’, ‘ropa mujer’, ‘confección’…)

- Si tienes un restaurante, date de alta además en portales de búsqueda de establecimientos de restauración tipo salir.com

- ¿Tienes mucho que contar, al menos semanalmente, sobre tu establecimiento o marca? Crea un blog con el nombre del mismo. Y recuerda, en ‘about me’ indica dónde está tu negocio y a qué os dedicáis, y un teléfono o mail de contacto.

- Revisa semanalmente lo que se dice de ti en las redes: si alguien no ha quedado satisfecho y escibe una crítica negativa sobre tu local en alguna plataforma de servicios, esto puede restarte fiabilidad y por tanto clientes: entérate de qué ha pasado, contesta su comentario en buen tono y trata de enmendarlo. Esto se llama gestionar tu reputación on line.

De ahí a vender on line hay un salto más pequeño de lo que se cree a priori.

¿Saben los medios españoles por qué están en las redes sociales?

“Cuanto más tiempo pasa la gente en Facebook menos dedica a leer el periódico. O los acompañamos o los perdemos”.
La reflexión surgida en el seno de The Wall Street Journal la trasladó a los asistentes a la última edición de Hacks & Hackers en Madrid Di Pinheiro, editora de The Wall Street Journal Americas.

Y también la ‘solución’: crear una aplicación en Facebook de noticias que pueden ser compartidas. Esto es, convertir al usuario en editor permitiendo que muestre en su perfil de Facebook o en cualquier otra red, las noticias que más le interesan-cree que pueden interesar a sus seguidores-o le pueden hacer parecer más cool en las redes.

Esto último no lo dijo Pinheiro, pero lo sabemos quienes usamos twitter con asiduidad: que una manera habitual de conseguir RTs y de rebote, nuevos seguidores es compartiendo contenido ‘diferente’, o proporcionando información antes que otros.

La duda de la periodista brasileña, y a título personal, es cuántos de los contenidos que se comparten, además se leen. La vena periodística vs las métricas del social media.

En el turno de preguntas le hicieron la idem del millón:
-“¿Con esta apuesta de WSJ por las rede sociales, qué pretende conseguir?”
Y Pinheiro, venida desde Nueva York expresamente para dar la charla, dejó sorprendido al auditorio con la rotundidad de su respuesta:
- “Futuros lectores: que los ‘jóvenes’ que hoy nos siguen en FB sean en el futuro compradores de WSJ.

¿En España lo tenemos tan claro? Esa misma semana el periodista Vicente Fernández de Bobadilla planteaba en su cuenta de twitter: “Es una buena noticia que @publico_es haya ganado más de 2.000.000 usuarios en un año, pero ¿cómo se traducen esas cifras en ingresos?”

Yo la amplío ¿qué buscan los medios españoles con su presencia en las redes sociales y con la versión on line de sus publicaciones: ingresos publicitarios, lectores en papel presentes y futuros… ? ¿Se lo han planteado o están por que hay que estar?

Mirando a Estados Unidos, la versión on line de algunos periódicos españoles pasó de ser 100 por cien abierta a ser de pago; luego se incorporaron fórmulas mixtas -histórico de pago, noticias de última hora gratis-, para volver a la fórmula ‘todo gratis’, con ciertos pluses.

Caso Interviu. En los años 1999 y 2000, los medios comenzaban a tener presencia on line porque ‘había que estar en internet’.
Grupo Zeta hizo una enorme inversión en un portal desarrollado por Teknoland (esos ‘visionarios’ que dejaban fascinados a los directivos de traje y corbata, y a los plumillas, con su palabrería, futbolín y sala de descanso) para crear Zeta digital. Menos de un año después, la facturación en publicidad no daba para soportar costes, la ‘burbuja’ acababa de estallar y llegó el ERE. Pero es otra historia.

La decisión editorial que se tomó en Interviu para el lanzamiento de su versión on line me sigue pareciendo de las mejores que he visto hasta ahora: por un lado, subir parte del histórico de la revista, generando así contenido por donde el usuario pudiera navegar, aumentando el tiempo de permanencia en el portal; por otra, crear contenido específico para la web, y sobre todo, la forma de subir las noticias de la revista: titular más un par de párrafos, de manera que el lector interesado en continuar la lectura acudiera al quiosco.

Esto es, una apuesta doble por la versión on line como entidad independiente y por -tratar- de aumentar la venta de ejemplares en papel.

Medios en redes sociales. Los principales periódicos españoles tienen, por su puesto, presencia en Facebook y Twitter, y utilizan esta última acorde a sus características: inmediatez y limitación de caracteres. En Facebook unos se lo ‘curran’ más que otros, sin arriesgar demasiado, con diferentes aplicaciones. Pero a diferencia de la app de WSJ, la percepción de la información en una fanpage es lineal: de un golpe de vista se ven 2-3 noticias. Y en cuanto suben una nueva , la anterior se convierte en invisible.

Entonces, ¿qué buscan los medios españoles con su presencia en las redes sociales?
¿Utilizan el número de seguidores para medirse con la competencia o prefieren seguidores de calidad que visiten, comenten y compartan las noticias de la edición on line, y compren -ahora o en el futuro- la edición en papel?

Guía Repsol 2012, una presentación entre amigos con catering de Paco Roncero

Lúa Monasterio me solicita una dirección postal para un envío. Y yo, por si acaso la responsable de comunicación on line de Guía Repsol (@GuiaRepsolse ha acordado de mí durante su visita a alguno de los ‘soleados’ restaurantes que suele visitar  y me manda un tupper con delicias gastronómicas, no le indico la del buzón de mi casa, sino la de El cañonazo, con amplio horario y disponibilidad -en general y para la recepción de envíos.

Cuando descubro que no hay tupper alguno, sino una invitación a la presentación de la Guía Repsol 2012,  ‘personalizada’ con el recorrido desde el lugar de envío hasta IFEMA, me dispongo a escribir a Lúa para darle las gracias, pero ella se adelanta solicitando confirmación.

En el email indica que el acto, que empieza a las 12.30, terminará sobre las 3, por lo que intuimos que habrá manduca. Y rica.

Y perdónenme ustedes el ‘carpantismo’, pero a los periodistas se nos acostumbró muy bien en los 90-00 a los cohechos gastronómicos, y sin embargo ahora, a cualquier acto que en la invitación indique “con catering” se va cenado de casa.

Los autobuses son para bloggers y twitteros. Lo descubrimos al poco de llegar, cuando tras saludar a Lúa y Elvira (@elvira101), de 101, a @Luisete y al blogero gastronómico @Rafaprades -a quien por fin desvirtualicé- fuimos invitados a pasar al otro lado de la cortina que dividía el pabellón y tomar asiento en los autobuses y coches aparcados frente a una pantalla de cine. Un auténtico autocine bajo techo.

Autocine indoor en la presentación de la Guía Repsol 2012

Autocine indoor en la presentación de la Guía Repsol 2012

Imposible disimular la sorpresa ante semejante despliegue de medios.

Una voz nos da la bienvenida y nos prepara para lo que vamos a ver: un ‘informativo’ presentado por Raúl Cimas; el saludo del presidente de Repsol y el corto ‘Guiados‘, protagonizado por el actor de Muchachada Nui y su hermano Fernando.

Pero la verdadera sorpresa nos esperaba al cruzar de nuevo la cortina: un menú largo y estrecho preparado por Paco Roncero, servido por Paradis, que, efectivamente, duró hasta más allá de las 3 de la tarde:

Si en el catering de un acto o boda de segunda para poder probar algo hay que tomar posiciones estratégicas, en la presentación de la Guía Repsol 2012 los camareros te encontraban aunque estuvieras perdido en un rincón del amplio pabellón y te ofrecían las viandas. ¡Y qué viandas!

Tertulia entorno al vino. Martín Milone (@MartinMilone), David García (@SrGarcia) y yo, nos alejamos del tumulto formado entorno al photocall donde posaron los restauradores que en esta edición han conseguido la máxima clasificación de la guía, 3 soles -Ramón Freixa, del restaurante del homónimo sito en Madrid; Ricard Camarena (@RicardCamarena) de Arrop (Valencia), y Josean Alija, de Nerua (@NeruaGuggenheim), Bilbao – y  nos hicimos fuertes en una barra-mostrador llena de botellas de vino. En una esquina de la misma charlaban Rafael Ansón, presidente de la academia de gastronomía, y el marqués de Griñón, aka papá de Tamara Falcó. Sus vinos eran unos de los que se ofrecían en la degustación, junto a Les Terrases, Emilio Moro, Ysisos

Más tarde se unió a nosotros Elvira, y a los postres, Lúa, que antes de degustar cualquier creación gastronómica, fotografiaba las bandejas con el Iphone y la cámara. (Esta chica es tan profesional, y tan encantadora, que cuando en la despedida nos comenta que en breve se embarcaba en un crucero gastronómico con Paco Roncero, no nos puede la envidia, sino que nos alegramos por ella.)

Poco antes de las 3, nos retiramos como gente elegante antes de que nos invitaran a marcharnos, con la Guía Repsol 2012 bajo el brazo. Una guía que en esta ocasión es triple:

- el mapa carreteras de España y Portugal

- la publicación ‘Turismo con los mejores restaurantes’, más 400 páginas con la información de restaurantes y hoteles que tradicionalmente venía en la parte posterior del mapa, ampliada y detallada.

- y otra guía de ‘Rutas con los mejores sabores’,  un recorrido por las zonas gastronómicas por comunidades.

Todo presentado en una caja de cartón perfecta para tener a mano en casa, o en el coche.

Y en www.guiarepsol.com.

Nos vemos el año que viene.

De los muestrarios de 300 fotos a la app PEOPLE de Zara en Facebook

Me crié entre muestrarios y ferias de moda. Femenina, exterior, gama media alta.
A mediados de los 80, me probaba trajes de chaqueta y vestidos imposibles que vistos en retrospectiva, echaban 10 años más a nuestras madres. A finales de la misma década, prendas de algodón de colores mostaza, morado… Moda efímera opacada por los vaqueros de marca y Zara.

He vivido tres décadas de evolución de la moda patria… y de la manera de venderse. Del b2b -de la fábrica y el distribuidor a la tienda- y de la tienda al consumidor. Desde los monstruosos muestrarios fotográficos acompañados por las no menos enormes cartas de colores, a la reducción de los mismos.

En los primeros años de Cibeles llegó el boom del modelaje: las boutiques más exclusivas querían ver la ropa que iban a comprar en el cuerpo de una de sus dependientas o en una modelo.

Y en las tiendas, en estos años, se pasó del trato personalizado -aún sigue habiendo quien compra pensando en clientas fijas- a tratar de captar la atención de la dependienta para que confirme, irremediablemente, que si no está expuesto, no exite.

Democratización de la moda y moda 2.0

Los blogs y las redes sociales han contrinuido al despertar de un nuevo interés por el mundo de la moda y la pronto idem.
Cientos de blogs de outfits diarios invaden la red y son consultados por adolescentes y treintañeras busncado resolver la universal pregunta mañanera del qué me pongo; y las revistas del ramo lo han acusado incluyendo en sus editoriales lo nunca visto: ropa asequible a todos los bolsillos.

En Inditex, reyes en España del fenómeno de la democratización de la moda, el grupo (cuya planta de Arteixo tuve la oportunidad de grabar, y defino como Disneyland para alguien a quien le guste la ropa) han entendido quién manda en la red y en los armarios de gran parte de su público potencial.

La semana pasada sacaban una app, llamada PEOPLE, dentro del perfil de Zara en Facebook:
Si se pincha en el + bajo la foto, se descubre a qué bloguera de streetstyle corresponde cada look, por lo que entendemos, que la firma gallega regala la ropa a cambio de que les cedan los derechos de las fotos.

Por supuesto, el objetivo es la compra, así que con doble click en el nombre de la prenda, dirige a la ficha de la misma en la tienda on line.

La idea la venía realizando hace tiempo la tienda on line inglesa queenswardrobe.com, que no tiene más catálogo que las fotos de las bloggers; y no tardará en ser imitada por otras firmas.

¿Qué dirán del fenómeno streetstyle las generaciones futuras?

Ni idea, pero mi padre me empieza a pedir que envíe por mail a los clientes las fotos de los muestrarios. (Padres e informática, en otra entrega)