Archivo de la etiqueta: Bullipedia

Destination: Bullipedia. (Adrià llegó a Twitter)

Yo no quería decir nada, que vengo del Puerto (de Santa María) de comer tortillitas de camarones mirando al mar, y cazón en mi barra favorita, y  arroz con biomasa, y pan de plancton y huevos de choco en Aponiente.  Pero me han sacado a ver procesiones y tengo el dedo flojo.

Ferran Adrià llego a Twitter. Y alguien le empezó a seguir, y luego tres alguien más de tu timeline y en un ratín… los 1000 seguidores.

ADRIA PROFETA

Porque sí. Porque es Adrià y porque seguir a los cocineros en cuanto aparecen en Twitter da tanto caché -o más, o distinto, pero da caché-como cuando te hacen fav o RT cuando les mencionas por haber comido en su casa.

FERRAN ADRIA OFICIAL

Y oye, que por mí, mientras no se les llame crack o se hable de rock&roll en su cocina todo bien. Pero yo paso, por el momento, de engrosar la lista de seguidores.

Por supuesto que me he asomado a la cuenta de Adrià y he visto 3 cosas:

1. Verificada. Que en cosa de 3 días se la han verificado -Twitter España cada vez más rápido. Y no se crean que no es moco de pavo, que hasta donde llega mi memoria y observación, solo Arguiñano tiene la insignia azul (ni mi admirado y mediático Gastón Acurio, que podría cumplir todos los requisitos) y son varios los que desearían tenerla.

2.  Oficial. Aún así, sigue poniendo en la descripción que es ‘oficial’, cuestión que siempre me provoca una sonrisa ante la ingenuidad del que lo escribe.

Porque no hay más oficialidad que la verificación. Y porque cualquiera podría abrirse una cuenta con el username  @ferran_adria -vaya, se me adelantaron-,  tuitear sobre la actividad pública de Adrià y poner en la biografía la palabra ‘oficial’ y mucha gente pensaría que detrás está el cocinero. O directamente, sin pararse a pensarlo le daría a seguir.

ferran adriá 3 ferran adria 2

 

FERRAN ADRIA 1

Por supuesto que alguien podría abrir un proceso de denuncia de suplantación de identidad, pero ya nos la habrían dado con queso un rato largo antes de que esa cuenta desapareciera, o simplemente se eliminara el ‘oficial’ por una explicación tipo ‘admiradores del cocinero’.

3. ‘Yo he venido a Twitter a hablar de la Bullipedia podría ser la biografía más acertada. Pero en castellano, inglés y catalán. Como sus tweets: el mismo  triplicado.

 En las páginas de Facebook existe una opción que permite segmentar los post por idioma y ubicación geográfica de los seguidores, pero en Twitter -¿aún?- no. Y por eso, por ejemplo, el FC Barcelona tiene cuenta en inglés, español y catalán

Y yo me pregunto si de verdad a nadie le molesta eso en su TL. O lo mismo es que no lo leen. Como a mí cuando pongo placton -que es como lo yo pronuncio porque la ‘n’ se me hace gangosa- y mis fotos reciben muchos likes pero nadie me corrige.

La cuenta de Adrià empezó con 0 following, esto es, sin seguir a nadie. Y tres días después sigue a 7, de los que 5 son él mismo en alguna de sus manifestaciones.  Pero continúa sin ‘conversar’.

En resumen, mucho marketing y poco Adrià.

Me voy a hacer torrijas.