Archivo de la etiqueta: David Muñoz

Redes sociales para el sector restauración

En el mundo de la hostelería/restauración hay ganas de saber, de aprender y de escuchar. Y en el mundo de la publicidad causa curiosidad cómo gestionan la comunicación online los cocineros.

Hace un mes asistí con los alumnos del master a una charla en el Salón mi empresa que, según el programa, iba sobre el uso sectorial de las redes sociales.  Pero la ponente pasaba a demasiada velocidad una presentación de la que solo recuerdo que de repente vi el perfil de Twitter de Tapas 2.0 bajo el epígrafe ‘sector restauración’.

Y en medio de mi ataque de risa ante la sorpresa de ver en pantalla  el logotipo de la gastrotasca de Jorge y Soraya  -sin ser mencionados ni ellos ni el nombre del local- puse un tweet:

Desde las cuentas de Taberna Marcano y Cocinar para 2 -gracias Patricia y Belén- reaccionaron enseguida ‘pidiendo’ que se hiciera realidad ese ofrecimiento de hablar de redes sociales en el sector de la restauración.

Y los chicos de  Kitchen Consult -gracias Raúl y Esther- recogieron el guante y con 1 tweets y 3 DMs acabamos organizando unas ponencias en ese Disneyland de las cocinas que tienen en Alcobendas.

Y el 25 de marzo me encontré ante unas 15  personas -propietarios y gerentes de restaurantes y caterings, jefes de sala, asesores gastronómicos…- con ganas de aprender un poco más sobre cómo sacarle partido a las redes sociales.

YO EN KITCHEN CONSULT

Foto de Paco Cruz @the_foodmanager

Durante dos horas y media debatimos sobre el aprovechamiento que se le puede sacar a Twitter y a Instragram en la hostelería; sobre la importancia de escuchar lo que los clientes dicen de nosotros a través de las rrss… Y como la mayoría no partía de cero, me contaron su experiencia con las redes.

También hubo quien llegó convencido de que si abría Twitter se exponía a recibir más críticas, pero el resto de asistentes le desmontó la idea con firmes argumentos. Y casi todos acabaron convencidos del potencial de Instagram para contar lo que pasa en la cocina, en la sala, antes de que lleguen los clientes… en definitiva para aprovechar ese efecto ‘lo que el ojo no ve’. Y de que es imprescindible tener una web autogestionable -a la que ellos puedan acceder para actualizar los datos la carta, fotos, publicar noticias…- y resposive para que se pueda consultar en el ordenador, en el móvil o en la tablet sin problema.

Hubiéramos podido seguir charlando un rato largo más, y lo mismo en breve repetimos.

Publicitarios del siglo XXI: social media y nuevos formatos

Charla en publicitarios SXXI

Justo una semana después contaba ante un grupo de publicistas el uso que hacen de las redes sociales chefs como Jordi Roca, Rodrigo de la Calle, Quique Dacosta, David Muñoz y Gastón Acurio.

DE LA CALLE. De Rodrigo -que a veces pienso que cocina con el teléfono en una tercera mano ;)-  me gusta señalar el tweet que publicó el 22 de julio del año pasado para contar que se iba al hotel Villamagna añadiendo el link a la entrevista en Gastroactitud donde daba todos los detalles.

EL ROCA INSTAGRAMERO.  Aunque en Instagram  tiene la mitad de seguidores que en Twitter, Jordi Roca le sabe sacar partido a la red de las fotos y los filtros. Por ella nos enteramos de la apertura de los dos establecimientos  Rocambolesc, la heladería que abrió primero en Girona y luego en Platja dÁro antes de leerlo en la presa, y de las nuevas propuestas de Can Roca.

 1 MILLÓN DE FANS. A Gastón Acurio se le resiste engancharse a Instagram y sin embargo le saca todo el jugo a Facebook y a Twitter. La primera, donde tiene una fanpage con ¡1 millón de fans!, la utiliza últimamente como un blog. Y respecto a la segunda ¡fue el inventor de los recetuits, ‘recetas’ en 140 caracteres a los que últimamente añade incluso fotos!Recetuit

DE TÚ A TÚ. Quique Dacosta entiende tan bien el medio -la comunicación online- que el año pasado convocó un concurso a través de las redes sociales para que sus seguidores adivinaran el nombre de su último menú -Made in the moon. El premio, cenar en su restaurante de Denia. 

En las última semanas ha publicado un interesante post del que se ha hecho eco en Twitter, donde aclara que por ser un 3 estrellas no implica que esté siempre lleno, que se caen muchas mesas a pocas horas del día fijado y al estar en Denia no le funciona tan bien como a otros compañeros eso de avisar en Twitter que tiene mesa disponible y que se le llene al instante.

MUCHO QUE CONTAR. Este año pasó septiembre y pasó octubre, incluso llegó Navidad y David Muñoz seguía tuiteando. Está claro que este es un año con mucho que comunicar -la 3a estrella Michelín, la apertura de StreetXo London y un cambio que anunciará la próxima semana, pero también que Twitter engancha.

Por sus tweets nos enteramos de la entrevista que le hizo Gabilondo, de sus carreras nocturnas por un madrid desierto, o que está harto de que le dejen tirado sin cancelar mesas.

En resumen, hay ganas de contar y ganas de saber. Y las redes sociales son un buen medio para ambas cosas.

StreetXO London: espectáculo con sello de la casa

Solo una vez en StreetXo me ha ‘tocado’ sentarme delante de una de esas vigas/columnas que impiden que veas lo que pasa en la cocina.

El resto, y créanme que han sido una cuantas más de las que he hecho checkin, han sido con vistas al escenario, donde aparte de la soltura con la que Rafa  da el golpe de gracia a los cangrejos evitándoles una muerte por asfixia entre  picantes y palo cortado , lo que más me fascina es la pacífica convivencia de los habitantes de esa cocina cara al público que se piden, se pasan y se roban botes de salsas y viandas sin  chillarse, ni echarse miradas asesinas. (Reconocedlo, cocinillas ¿cuántos soportarías eso?)

David Muñoz ponencia

Así que estaba claro que todo iba a salir rodado cuando los chicos de SteetXo salieron el lunes al escenario de Madrid Fusión cargados con chapas y tableros para montar a contrarreloj una barra que reprodujera la del local de Callao -música incluida. Acto seguido se pusieron a cocinar para 10 afortunados comensales mientras David Muñoz describía los platos, y la mitad del público nos conteníamos por no subir de espontáneos al escenario como Juan Mari. Y claro, muchos de los presentes acabaron cenando en la 9º planta del Corte Inglés de Callao esa noche.

STREETXO LONDON. Y si Madrid, por mucha Villa y Corte, al lado de Londres es un pueblo, el StreetXo que abrirá sus puertas a  finales de mayo o principios de junio -”aunque no tengamos ni fuego, porque tenemos una carencia de unos meses para hacer las obras”, bromeaba David- va a dejar al espacio de Callao como una sala de ensayos. Empieza el baile de cifras: un espacio de  400 m2, una barra con capacidad para 90 comensales, y mesas para 30-40.  

No quiero que la gente piense que ha llegado a un local de Bangkok, sino que al traspasar la puerta sienta que ha entrado en un espacio tridimensional, en una calle del sudeste asiático. Que sea una experiencia 360, muy bestia, que piensen que nos hemos vuelto locos.”

Y como elementos principal de esa locura, una enorme cocina a la vista, claro, “y una barra que sea casi un escenario, iluminada de tal forma que todo el mundo quiera mirar la parte del espectáculo que se va a dar. Mismo concepto que StreetXo pero mucho más espectacular”, apuntó Muñoz ante nuestra mirada atónita.

“Una carta que variaremos mucho, y 5-6 platos fuera de ella que pasaremos en carros de comida callejera, estilo sudeste asiático. Sin camareros, solo cocineros y gente que se dedique a las bebidas alcohólicas, los únicos no cocineros.

“Por muy moderna que sea mi cocina, lo basamos todo, o gran parte, en el sabor, en lo que es cocina-cocina. Somos fácilmente amoldables: llegaremos a Londres y habrá cosas que consigamos allí que en España no. Y al revés, sobre todo a nivel pescados y mariscos, pero nos adaptaremos a lo que haya en la ciudad y le daremos nuestra personalidad”.

“Quiero que cada sitio tenga su singularidad. StreetXo será igual en todas partes del mundo -Madrid, Nueva York, Londres… – pero tendrá  su identidad propia según la ciudad, bajo el mismo sello. Y esto molará”.

sandwich club

Para  gozo de la que aquí suscribe, en el nuevo espectáculo off West End habrá Sandwich Club, así que habrá que ir reservando billetes. 

 

 

  

Cocineros tuiteros I: David Muñoz y los no show

Cocineros tuiteros I: David Muñoz y los no-show

Mesa de 6 confirmada y reconfirmada que no se presenta[...]”

Este otoño gracias a que David Múñoz decidió seguir tuiteando después de sus vacaciones de verano -y crucemos los dedos para que continúe- nos enteramos de que, sorprendentemente, hay quien reserva en Diverxo y luego no aparece.

¿Mala baba? ¿Olvido -difícil de creer dado que las reservas se confirman días antes…?

Ante el tweet, otros hosteleros como Germán Carrizo, de Vuelve Carolina, o los chicos de El Alquimista apuntaban que, por desgracia, los no show son un mal común en la hostelería. Y decenas de tuiteros apremiaban a Muñoz a implantar un sistema de reservas en el que se pida la tarjeta de crédito y se penalice si se cancela cerca de la fecha.

Daviz, que no tiene pelos en la lengua ni delante de un micrófono ni ante un teclado, completaba el tweet diciendo “Que asco…. Su teléfono directo a la página de contactos”.                                                                                                                  De poco sirvió.

Apenas un mes después, la semana pasada, el cocinero se lamentaba de la no aparición de otras 2 personas mientras que había 38 en lista de espera. Y además el cocinero italiano Massimo Bottura y un tal Güell, ambos de visita en Madrid, habían mostrado su interés por ir esa noche a cenar a Diverxo si quedara alguna mesa libre.

Los críticos gastronómicos José Carlos Capel Julia Pérez Lozano acompañaron esa noche a Bottura y a su equipo a StreetXO y -como no podía ser de otra manera- fue todo un acierto.

Esta mañana en Film&Cook le pregunté a David por las reacciones que habían despertado sus comentarios sobre los no-show; y aunque él pensaba inicialmente que quería que hablara sobre las quejas por el nuevo sistema que implantará en breve, en seguida entendió que no.

Pero lo que más me gustó fue como al momento sabía que le hablaba de Twitter -tanto en esa como en mi siguiente pregunta- sin haber mencionado yo la red social o como pone en mis presentaciones, ‘la red de microblogging’.

*** Comer para contarlo; cocinar para tuitearlo. Un repaso a la gastroactualidad en Twitter.***