Archivo de la etiqueta: Twitter

La gastrosemana en Twitter 8-14 junio

Lunes 8:  #PNG2014: Tarde-noche de Premios Nacionales de Gastronomía 2014, que se entregan en 2015.”¡Parece un hashtag caducado!” dice alguien  entre risas.  Pero nadie, bueno, casi nadie, se adelanta en el tiempo y usa #PNG2015.

David Robledo, sumiller de Santceloni,  inaugura cuenta de Twitter el día que recoge el Premio Nacional de Gastronomía. Y José Polo, con chaqueta y sneakers,  que en un entorno de ministro y marqueses queda más fino que decir que iba en deportivas -”me paso muchas horas de pie como para ir con zapatos”- , y Toño Pérez demostraron que no estar en Twitter no es impedimento para que se hable de ellos ni de su ‘criatura‘ ni un poquino.

PORRÓN CANALLA Carta y porrón

Mis compinches y yo acabamos la noche en el recién abierto Porrón Canalla, un espacio muy instagrameable donde comer bocadillos hechos con cariño, amor y buena materia prima; como los de las algunas madres cuando íbamos de excursión.  No fuimos las únicas que esa noche hicimos el trayecto Eurobuilding-Ballesta con la pegatina de los PNG2014 en la solapa. Allí nos encontramos al equipo en pleno de Gastroactitud [- Medina + Bellver] celebrando el premio a la mejor publicación periódica online.

Durante  toda la semana el gastromoderneo ha dejado constancia de su paso por la bocadillería de Juanjo-de-la-Tasquita, coletilla que pronuncian como si hablaran de un íntimo de tiempos del insti; un lugar donde se sirve el tinto de verano en porrón, lo que revive recuerdos de la infancia y propicia que entre tragos salgan a relucir abuelos, tíos, padres, fiesta de pueblo, botas y porrones. Un back to the origins entre las paredes de un antiguo prostíbulo. Todo muy freudiano. Una grabadora en cada mesa -y unas  toallitas para quitar el vino de la ropa de los más torpes- y de ahí sale un corto.

PORRON CANALLA 2

Martes 9: Ricard Camarena anuncia la apertura de nuevo local en Valencia y me topo con una conversación entre Camarena y la presidenta de la academia de la gastronomía valenciana, Cuchita Lluch que de espontánea dan ganas de copiarla para una estrategia publicitaria.

El local aún no ha abierto pero ya tiene cuenta de Twitter, y Camarena lo ha incluido en su biografía. El cocinero valenciano siempre ha sabido sacarle partido a las redes sociales como herramienta de comunicación, aunque en mi humilde opinión el video del levantamiento de la lona daría más juego en Instagram en Hyperlapse que en Youtube.  

Miércoles. Otro anuncio en Twitter -vía Instagram- de nuevo local, en este caso en Madrid. Paco Quirós, que va a acabar convirtiendo el Barrio de Salamanca en el Sardinero III, confirmaba lo que se venía rumoreando desde hacía semanas, que abre local en Jorge Juan “donde estaba lo de los vinos”, con una foto de una instalación.  El restaurante se llama la Bien Aparecida,  como la patrona de Cantabria y hasta donde sé, se va a poder comer algo más que rabas. 

A toda marcha!… La Bien Aparecida Una foto publicada por Paco Quiros (@reste_canadio) el

Preparando la clase del jueves para  el curso de Periodismo Gastronómico y Nutricional UCM me encuentro de casualidad con algo que responde a la pregunta que, medio en serio medio en broma, hice la semana anterior en Twitter -¿Hay link a la alfombra roja AKA modelitos de los ?: un post sobre los modelitos de cocineros y acompañantes en la ceremonia de The World’s 50 Best Restaurants 2015. No comments.

Jueves. Imparto la clase en el curso de Periodismo Gastronómico de la Universidad Complutense. A las alumnas parece que les gusta lo que cuento; a mí me gustan sus aportaciones y puntos de vista ante el sector de la comunicación gastronómica.

Se queda una cuestión en el aire: en ciertas empresas es sencillo crear e implantar las directrices, en los llamados libros blancos, que ‘regulan’ lo que los empleados pueden mostrar o no en sus redes sociales sobre el entorno laboral. Pero ¿y en las cuentas de los empleados de un restaurante? Un debate que da para reflexionar un rato -corto o largo, a placer.

También en el Huffington Post 

Destination: Bullipedia. (Adrià llegó a Twitter)

Yo no quería decir nada, que vengo del Puerto (de Santa María) de comer tortillitas de camarones mirando al mar, y cazón en mi barra favorita, y  arroz con biomasa, y pan de plancton y huevos de choco en Aponiente.  Pero me han sacado a ver procesiones y tengo el dedo flojo.

Ferran Adrià llego a Twitter. Y alguien le empezó a seguir, y luego tres alguien más de tu timeline y en un ratín… los 1000 seguidores.

ADRIA PROFETA

Porque sí. Porque es Adrià y porque seguir a los cocineros en cuanto aparecen en Twitter da tanto caché -o más, o distinto, pero da caché-como cuando te hacen fav o RT cuando les mencionas por haber comido en su casa.

FERRAN ADRIA OFICIAL

Y oye, que por mí, mientras no se les llame crack o se hable de rock&roll en su cocina todo bien. Pero yo paso, por el momento, de engrosar la lista de seguidores.

Por supuesto que me he asomado a la cuenta de Adrià y he visto 3 cosas:

1. Verificada. Que en cosa de 3 días se la han verificado -Twitter España cada vez más rápido. Y no se crean que no es moco de pavo, que hasta donde llega mi memoria y observación, solo Arguiñano tiene la insignia azul (ni mi admirado y mediático Gastón Acurio, que podría cumplir todos los requisitos) y son varios los que desearían tenerla.

2.  Oficial. Aún así, sigue poniendo en la descripción que es ‘oficial’, cuestión que siempre me provoca una sonrisa ante la ingenuidad del que lo escribe.

Porque no hay más oficialidad que la verificación. Y porque cualquiera podría abrirse una cuenta con el username  @ferran_adria -vaya, se me adelantaron-,  tuitear sobre la actividad pública de Adrià y poner en la biografía la palabra ‘oficial’ y mucha gente pensaría que detrás está el cocinero. O directamente, sin pararse a pensarlo le daría a seguir.

ferran adriá 3 ferran adria 2

 

FERRAN ADRIA 1

Por supuesto que alguien podría abrir un proceso de denuncia de suplantación de identidad, pero ya nos la habrían dado con queso un rato largo antes de que esa cuenta desapareciera, o simplemente se eliminara el ‘oficial’ por una explicación tipo ‘admiradores del cocinero’.

3. ‘Yo he venido a Twitter a hablar de la Bullipedia podría ser la biografía más acertada. Pero en castellano, inglés y catalán. Como sus tweets: el mismo  triplicado.

 En las páginas de Facebook existe una opción que permite segmentar los post por idioma y ubicación geográfica de los seguidores, pero en Twitter -¿aún?- no. Y por eso, por ejemplo, el FC Barcelona tiene cuenta en inglés, español y catalán

Y yo me pregunto si de verdad a nadie le molesta eso en su TL. O lo mismo es que no lo leen. Como a mí cuando pongo placton -que es como lo yo pronuncio porque la ‘n’ se me hace gangosa- y mis fotos reciben muchos likes pero nadie me corrige.

La cuenta de Adrià empezó con 0 following, esto es, sin seguir a nadie. Y tres días después sigue a 7, de los que 5 son él mismo en alguna de sus manifestaciones.  Pero continúa sin ‘conversar’.

En resumen, mucho marketing y poco Adrià.

Me voy a hacer torrijas.

Cocineros tuiteros I: David Muñoz y los no show

Cocineros tuiteros I: David Muñoz y los no-show

Mesa de 6 confirmada y reconfirmada que no se presenta[...]”

Este otoño gracias a que David Múñoz decidió seguir tuiteando después de sus vacaciones de verano -y crucemos los dedos para que continúe- nos enteramos de que, sorprendentemente, hay quien reserva en Diverxo y luego no aparece.

¿Mala baba? ¿Olvido -difícil de creer dado que las reservas se confirman días antes…?

Ante el tweet, otros hosteleros como Germán Carrizo, de Vuelve Carolina, o los chicos de El Alquimista apuntaban que, por desgracia, los no show son un mal común en la hostelería. Y decenas de tuiteros apremiaban a Muñoz a implantar un sistema de reservas en el que se pida la tarjeta de crédito y se penalice si se cancela cerca de la fecha.

Daviz, que no tiene pelos en la lengua ni delante de un micrófono ni ante un teclado, completaba el tweet diciendo “Que asco…. Su teléfono directo a la página de contactos”.                                                                                                                  De poco sirvió.

Apenas un mes después, la semana pasada, el cocinero se lamentaba de la no aparición de otras 2 personas mientras que había 38 en lista de espera. Y además el cocinero italiano Massimo Bottura y un tal Güell, ambos de visita en Madrid, habían mostrado su interés por ir esa noche a cenar a Diverxo si quedara alguna mesa libre.

Los críticos gastronómicos José Carlos Capel Julia Pérez Lozano acompañaron esa noche a Bottura y a su equipo a StreetXO y -como no podía ser de otra manera- fue todo un acierto.

Esta mañana en Film&Cook le pregunté a David por las reacciones que habían despertado sus comentarios sobre los no-show; y aunque él pensaba inicialmente que quería que hablara sobre las quejas por el nuevo sistema que implantará en breve, en seguida entendió que no.

Pero lo que más me gustó fue como al momento sabía que le hablaba de Twitter -tanto en esa como en mi siguiente pregunta- sin haber mencionado yo la red social o como pone en mis presentaciones, ‘la red de microblogging’.

*** Comer para contarlo; cocinar para tuitearlo. Un repaso a la gastroactualidad en Twitter.***

¿Saben los medios españoles por qué están en las redes sociales?

“Cuanto más tiempo pasa la gente en Facebook menos dedica a leer el periódico. O los acompañamos o los perdemos”.
La reflexión surgida en el seno de The Wall Street Journal la trasladó a los asistentes a la última edición de Hacks & Hackers en Madrid Di Pinheiro, editora de The Wall Street Journal Americas.

Y también la ‘solución’: crear una aplicación en Facebook de noticias que pueden ser compartidas. Esto es, convertir al usuario en editor permitiendo que muestre en su perfil de Facebook o en cualquier otra red, las noticias que más le interesan-cree que pueden interesar a sus seguidores-o le pueden hacer parecer más cool en las redes.

Esto último no lo dijo Pinheiro, pero lo sabemos quienes usamos twitter con asiduidad: que una manera habitual de conseguir RTs y de rebote, nuevos seguidores es compartiendo contenido ‘diferente’, o proporcionando información antes que otros.

La duda de la periodista brasileña, y a título personal, es cuántos de los contenidos que se comparten, además se leen. La vena periodística vs las métricas del social media.

En el turno de preguntas le hicieron la idem del millón:
-“¿Con esta apuesta de WSJ por las rede sociales, qué pretende conseguir?”
Y Pinheiro, venida desde Nueva York expresamente para dar la charla, dejó sorprendido al auditorio con la rotundidad de su respuesta:
- “Futuros lectores: que los ‘jóvenes’ que hoy nos siguen en FB sean en el futuro compradores de WSJ.

¿En España lo tenemos tan claro? Esa misma semana el periodista Vicente Fernández de Bobadilla planteaba en su cuenta de twitter: “Es una buena noticia que @publico_es haya ganado más de 2.000.000 usuarios en un año, pero ¿cómo se traducen esas cifras en ingresos?”

Yo la amplío ¿qué buscan los medios españoles con su presencia en las redes sociales y con la versión on line de sus publicaciones: ingresos publicitarios, lectores en papel presentes y futuros… ? ¿Se lo han planteado o están por que hay que estar?

Mirando a Estados Unidos, la versión on line de algunos periódicos españoles pasó de ser 100 por cien abierta a ser de pago; luego se incorporaron fórmulas mixtas -histórico de pago, noticias de última hora gratis-, para volver a la fórmula ‘todo gratis’, con ciertos pluses.

Caso Interviu. En los años 1999 y 2000, los medios comenzaban a tener presencia on line porque ‘había que estar en internet’.
Grupo Zeta hizo una enorme inversión en un portal desarrollado por Teknoland (esos ‘visionarios’ que dejaban fascinados a los directivos de traje y corbata, y a los plumillas, con su palabrería, futbolín y sala de descanso) para crear Zeta digital. Menos de un año después, la facturación en publicidad no daba para soportar costes, la ‘burbuja’ acababa de estallar y llegó el ERE. Pero es otra historia.

La decisión editorial que se tomó en Interviu para el lanzamiento de su versión on line me sigue pareciendo de las mejores que he visto hasta ahora: por un lado, subir parte del histórico de la revista, generando así contenido por donde el usuario pudiera navegar, aumentando el tiempo de permanencia en el portal; por otra, crear contenido específico para la web, y sobre todo, la forma de subir las noticias de la revista: titular más un par de párrafos, de manera que el lector interesado en continuar la lectura acudiera al quiosco.

Esto es, una apuesta doble por la versión on line como entidad independiente y por -tratar- de aumentar la venta de ejemplares en papel.

Medios en redes sociales. Los principales periódicos españoles tienen, por su puesto, presencia en Facebook y Twitter, y utilizan esta última acorde a sus características: inmediatez y limitación de caracteres. En Facebook unos se lo ‘curran’ más que otros, sin arriesgar demasiado, con diferentes aplicaciones. Pero a diferencia de la app de WSJ, la percepción de la información en una fanpage es lineal: de un golpe de vista se ven 2-3 noticias. Y en cuanto suben una nueva , la anterior se convierte en invisible.

Entonces, ¿qué buscan los medios españoles con su presencia en las redes sociales?
¿Utilizan el número de seguidores para medirse con la competencia o prefieren seguidores de calidad que visiten, comenten y compartan las noticias de la edición on line, y compren -ahora o en el futuro- la edición en papel?

Follow us y quédate: no te vas a arrepentir

Con quince años, pensar que tu madre tiene un plansecreto para avergonzarte en público es de lo más habitual. La de mi amigo Felipe tuvo su momento estelar cuando le espetó a la dependienta de Levi´s Center que, como en la cazadora que acababa de comprar a su hijo lucía el nombre de la marca a tamaño cartel, entendía que tendría descuento “por hacerles promoción”.

En plena adolescencia vestir ciertas marcas era cuestión de pertenencia, y lejos de ocultar el logo, lo lucíamos con orgullo de insignia. Ni idea de cómo adquiríamos esa necesidad sin internet y en provincias, pero la teníamos.

Hoy sin embargo nos cuesta que esos mismos adoslescentes convertidos en adultos se hagan fans públicos de nuestras páginas/perfiles.

¡FOLLOW US…plis!
“Yo no sigo marcas en twitter” es un mantra de muchos earlyadopters, ‘protogurús’ y similares (desde el cariño). Desconozco la razón, tal vez su condición de ‘posibles prescriptores’ y el hecho de que en países como México los twitteros con alto número de seguidores cobren por recomendar marcas y asistir a actos.

Sin embargo hace unos días, en una conversación sobre otros asuntos salió éste. Y uno de esos twitteros (ser humano amigo), después de la frasecita de marras, resumió en otra la clave por la que una marca puede llegar a despertar interés en las redes sociales: “(sin embargo), empecé a seguir la cuenta de XXX para participar en un concurso cuyo premio me interesaba, y como publican información interesante, continúo siguiéndola.”

CASO THE RESERVE SOCIETY
Con la creación y gestión de la cuenta de The Reserve Society en twitter en octubre de 2010, entre otras cosas, nos planteamos qué estrategia seguir para captar followers. Al principio, conseguir reciprocidad de seguimiento más allá de los amigos era difícil. Las listas de ‘gastro’ funcionaron regular -en los últimos meses, el sector de la restauración está prestando algo más de atención a twitter-. Y a mitad de campaña recibí el encargo, de la agencia, de seguir un listado de marcas de consumo de alto standing internacionales con presencia activa en internet, según un estudio reciente. Sin embargo, las divisiones española de las mismas no tenían cuenta en twitter (solo dos), por lo que la idea inicial de conseguir seguimiento y conversación con ellas y sus seguidores no cuajó.

CONCURSO PARA CAPTAR, INFO PARA MANTENER
Los grandes picos de seguidores se produjeron cuando desde Facebook, tras convocar un concurso que aumentó el número de fans en 13.000 en cuatro meses, se hicieron llamamientos al seguimiento en twitter, y se informó de las acciones especiales para followers (catas y degustaciones).

En cuanto a los tweets más retwiteados, fueron uno en el que se explicaba gráficamente cómo leer una etiqueta de whisky, y varios en los que se hablaba de los ingredientes o el modo de elaboración de alguna de las bebidas (ron, whisky de Malta, ginebra…).

Es decir, los valores de las marcas convertidos en información interesante para el follower de calidad que meses después del concurso continúa siguiendo la cuenta.

Una curiosidad, en el artículo sobre los 100 millones de usuarios de twitter, no se mencionan las marcas como usuarios. ¿Estarán pensando cómo cortar ‘el grifo’ al uso de twitter como herramienta publicitaria (gratuita) o habrá sido una omisión casual?